Please enable JS
Inicio > Crecimiento > 7 días desconectado del mundo (sin morir en el intento)
Hoy más que nunca debes cuidar lo que eliges ver y escuchar. La realidad a la que le prestes la atención será la que vivirás y sentirás. Con el avance de las telecomunicaciones y de internet tienes a la mano cualquier información, pero no por eso debes prestarle atención a todo, mucho menos a lo que afecte tu felicidad. Lamentablemente las noticias buenas no venden, pero ¿sabes por qué no? Porque la gente no las lee. Realmente, ¿podemos culpar al dueño de un negocio por proveer lo que la gente pide? Es por ello que resulta común ver en todos lados injusticias, maltratos, violencia y muerte. Todo alimenta el morbo de las personas, pero también las daña porque les provoca ansiedad, depresión y hasta ira, traduciéndose todo esto en una infelicidad inmensa.

¡No más noticias!

Déjame decirte algo: todo lo que ves en las noticias y en las redes sociales, siempre ha existido y lamentablemente, seguirá existiendo. Es tu decisión si quieres vivir deprimido, enojado o triste por todo lo que sucede a tu alrededor. Puedes permanecer de esa forma para siempre, o bien, puedes empezar a ver las cosas buenas que también tiene la vida. Antes miraba noticias todos los días. Pasaba conectado a internet para ver lo más actual, lo que estaba sucediendo en el último instante, todos los días a las 9:00 p.m. encendía el televisor y ponía el noticiero para no perderme de lo último que sucedía en el país, hasta que un día me di cuenta de que todo aquello no sumaba absolutamente nada en mi vida y solo me provocaba sentimientos negativos por estar alimentándome de una mala realidad. Fue entonces que tomé una decisión: no volver a ver noticias. Ya no leería el periódico ni me entretendría viendo cosas negativas en las redes sociales. ¿Sabes qué paso? Absolutamente nada. Bueno, creo que eso no es totalmente cierto porque sí pasó algo: empecé a fijarme en la otra realidad que no me presentaban los noticieros, la de mis hijos jugando pelota, bailando, comiendo, peleando. Como desde entonces tuve más tiempo durante el día que recuperé al no estar pendiente del timeline en las redes sociales, también pude hacer otras cosas como escribir mis mensajes del blog, por ejemplo.

Te reto

Me sorprende (y me da un poco de gracia, al decir verdad) cómo la gente se escandaliza cuándo digo que no leo ni escucho noticias. Como soy un consultor, creo que piensan que cometo un pecado o algo así por no estar “actualizado”, pero la verdad es que cuando algo es realmente importante puedes estar tranquilo porque créeme que te enterarás: si hay un terremoto, créeme que lo sentirás antes de que te lo notifiquen las noticias. Así que te propongo un reto: 7 días sin ver ni leer noticias, ni cadenas de información o videos con cosas negativas. Si te mandan un video sobre cómo maltratan a un perro, no lo abras. ¡Créeme que no estás cambiando el mundo por verlo! Simplemente elige ver lo bueno de la vida. ¡Por una vez decide no enterarte! No las sintonices, no las busques. Al terminar los 7 días, regresa y comenta en mi blog cómo te fue. Si tu vida no se derrumbó y durante 7 días fuiste menos triste, malhumorado y/o iracundo, habrás encontrado una forma de aumentar la felicidad en tu vida y no lo dejes de hacer. Si quieres ampliar sobre este tema, lee mi mensaje: Ante todas las cosas, guarda tu corazón ¡Nos leemos pronto! Omar
Compartir: