El Legado más importante del mundo

Los osos combinan los sentidos de la vista, olfato y oído para estar atentos a lo que esté sucediendo a su alrededor, para encontrar alimentos, detectar el peligro y explorar los alrededores en detalle. Comen mucho más en los meses de verano, para almacenar grasa para el invierno.

Los niños de la esta tropa viven atentos a su entorno como esponjas que absorben y almacenan todo lo que se les enseña para desarrollarlo más adelante en sus vidas.

Inscríbete